Nuestro despacho

El Despacho Medina Fernández es una firma de Abogacía creada por su fundador Enrique Medina Fernández, a la que, posteriormente, se asoció D. Francisco Carballo Cotanda hasta su fallecimiento.

Por razón de su profesión de Abogados del Estado y de su experiencia en el campo de la empresa privada –Campsa, Instituto Nacional de Hidrocarburos y Repsol en el caso de. Francisco Carballo; Corporación Financiera Alba, Banco del Progreso y Urquijo y Gines Navarro Construcciones en el de Enrique Medina- el Despacho une a su especialización en el mundo del Derecho Público y del Derecho Privado y Mercantil, su importante conocimiento del estatuto y régimen de las actividades desarrolladas en el mundo empresarial.

El Despacho ha añadido un selecto, aunque no numeroso, grupo de colaboradores que ha ampliado su campo de actuación.

El Despacho tiene su sede principal en Madrid en la calle del Segre, 20 y otra en Toledo, C/ Trinidad, 5.

 

Como fruto de la experiencia de sus socios, Despacho Medina Fernández está especializado tanto en las ramas del Derecho Público como del Privado. En el primero, singularmente en lo que se refiere al ámbito de la contratación pública y del derecho de concesiones, en su más amplio sentido, así como en el de las instituciones dedicadas a la financiación extrapresupuestaria de obras públicas, habiendo participado en los trabajos de diseño de alguna de las nuevas figuras creadas en este campo.

En el ámbito del Derecho Privado, Despacho Medina Fernández, tiene organizados dos Departamentos: Uno, para los asuntos pertenecientes al Derecho Patrimonial, comprendiendo el asesoramiento y planificación fiscal y otro, en la rama del Derecho de la empresa, incluyendo todos los temas referidos a la empresa y al empresario.

Además, el Despacho cuenta con un número adecuado de colaboradores especializados en las diferentes ramas en que trabaja y todos los asuntos se realizan siempre bajo la dirección y supervisión de un socio del despacho, de esta forma “el cliente encuentra un contacto directo con los socios del Despacho, obteniendo la seguridad de que su asunto es tratado con el mayor nivel de competencia que el Despacho proporciona”.